Buscar este blog

viernes, 20 de mayo de 2011

Primavera en Salamanca. MONTALVO


Hierro y Divisa de Montalvo
Finca: Linejo en Matilla de los Caños (Salamanca)
Encastes: Antigua casta Jijona (Martínez, refrescada con un toro de Concha y Sierra y tres más de Ybarra) y por separado Domecq (ramas de Daniel Ruiz, Jandilla y varias más)

Preciosa parada de bueyes "miureños". Tradición en esta casa ganadera

El mayoral dispuesto a mostrar la finca a los socios del CLUB TAURINO de MURCIA
Doble clic para aumentar las imágenes

Los "jovenes" socios del Club -el decano de las asociaciones taurinas 1888- en procesión y dispuestos a gozar del campo charro

El berrendo en negro, testimonio de lo que aún le queda a Juan Ignacio Pérez-Tabernero del antiguo encaste "Martínez". Los berrendos comenzaron a "saltar" en la ganadería de D. Vicente Martínez con el semental de Concha y Sierra

¡Si será por pitones!
Lo que no sabemos es en que quedaran una vez le quiten las fundas


Doble clic para aumentar las imágenes


Doble clic para aumentar las imágenes

Precioso castaño claro. Muy en tipo de su procedencia


y del "burraquito" o "salpicao" como le llaman algunos. ¡Que me dicen!

Encinas centenarias, claro símbolo del campo charro Para los que no somos de "allí", observese la poda del centenario árbol

Por favor, no dejeis pasar esta imagen. Doble clic para aumentarla
y después de obeservarla detenidamente, leeis el texto
.

Paz, sosiego, tranquilidad, quietud, silencio, calma y placidez de los bellos toros en la dehesa salmantina de "Linejo".

¿Puede haber alguna imagen más bella que la captada por el cabal Miguelito Asís...?



Sosiego de los bravos toros.
"sesteando" le llaman los hombres de campo. Más bonito y más campero


La vaca se arranca de largo, el picador erguido y con el palo recogido; como mandan las costumbres del campo.

La vaca comienza a humillar, el picador suelta el palo para que brote la sangre brava



Y los niños toreando. Dos estilos, dos formas distintas de entender el arte de la Tauromaquia. Las dos son validas. Las dos se atienen a esos cánones que no están escritos -afortunadamente- y en las dos hay sentimiento.
También nos dicen a las claras los conceptos toreros de cada uno de los "niños". Y diferentes son, como diferentes son los gustos del público.
Lo que hace falta es que halla variedad, para que el mundo esté completo. Si no, falta algo... y como Morante y Manzanares ya tenemos, tiene que salir alguno nuevo y original. Sin copias

No hay comentarios:

Publicar un comentario